Mirar atrás desde aquí

17036043_10154231965936044_1885879655_o-copia¿Alguna vez has pensado como sería tu vida sin esas personas o situaciones especiales que la han marcado?

Es una bonita reflexión, mirar atrás desde donde estás ahora y ver todo el paisaje.

Cada uno tiene sus personas clave (seguro que ya están viniendo a tu mente) y sus momentos bonitos y no tan buenos pero que ahora encajan perfectamente en toda esta historia, TU historia.

Estos días vienen a mi mente personas y situaciones, os puedo decir que cuando pienso en todas esas personas mi alegría es muy grande, además de sentir un profundo amor por cada uno de ellos.

No todas las circunstancias que hemos vivido han sido fáciles pero esas personas siguen ahí por una razón: el amor y el respeto mutuo es más fuerte que cualquier malentendido o diferencia de opinión.

Agradezco cada día estar donde estoy hoy, soy muy afortunada de estar rodeada de seres maravillosos de los que aprendo y que aportan una inmensa luz a mi vida.

No tengo una máquina del tiempo que me permita viajar hacia el futuro, pero con este “equipo”, creo que la próxima vez que mire atrás desde ese futuro , me quedaré sin palabras para expresar lo que sienta mi corazón.

Gracias, gracias, gracias por cuidar y nutrir mi corazón.

Olga Perona

www.amth.org

www.reiki-barcelona.cat

www.reikibarcelona-amth.com

 

 

 

 

Publicado en para pensar | Deja un comentario

Lo que se te ha olvidado

active-1822476_640La gran realidad de ti mismo, de tu cuerpo y de tu esencia es lo que eras de pequeñito cuando jugabas a ser Supermán, aprendías a volar, saltabas sobre montañas y te sentías invencible, feliz y fuerte.

La gran realidad es que todos somos dioses, que tú eres un dios, poderoso en extremo sobre todo lo que te acontece y con la absoluta capacidad de decidir en cada momento de tu vida.

La gran realidad es que tu cuerpo, como dios que eres, no enferma y que tiene la capacidad de autosanarse y de gestionar cualquier enfermedad de una forma sencilla, sin  despeinarse demasiado.  Porque tu cuerpo es una máquina perfecta que actúa con total precisión.

La gran realidad también, es que te has olvidado de tu esencia, de tu grandeza y de tu divinidad.  Te has dejado convencer en un mundo irreal de que eso no es así.  Has dado más crédito a quien te rodea de que eres una minucia.  Has dado la espalda a tu divinidad, a tu ser divino que habita en tu cuerpo perfecto.

Como resultado tu cuerpo enferma, tu mente se estresa, tu alegría se esfuma y tu grandeza se olvida.

Toma tu posición en esta vida y recuerda quien en realidad eres, con toda tu luz, con toda tu sabiduría, con todo tu poder.

La otra alternativa es seguir como siempre añorando tu luz dentro de una caja totalmente a oscuras o ser una marioneta en un escenario en el que tú no escribirás nunca el guión.

Tú decides…¿qué va a ser?

Diana Llapart

Publicado en para pensar | Deja un comentario