Lo que se te ha olvidado

active-1822476_640La gran realidad de ti mismo, de tu cuerpo y de tu esencia es lo que eras de pequeñito cuando jugabas a ser Supermán, aprendías a volar, saltabas sobre montañas y te sentías invencible, feliz y fuerte.

La gran realidad es que todos somos dioses, que tú eres un dios, poderoso en extremo sobre todo lo que te acontece y con la absoluta capacidad de decidir en cada momento de tu vida.

La gran realidad es que tu cuerpo, como dios que eres, no enferma y que tiene la capacidad de autosanarse y de gestionar cualquier enfermedad de una forma sencilla, sin  despeinarse demasiado.  Porque tu cuerpo es una máquina perfecta que actúa con total precisión.

La gran realidad también, es que te has olvidado de tu esencia, de tu grandeza y de tu divinidad.  Te has dejado convencer en un mundo irreal de que eso no es así.  Has dado más crédito a quien te rodea de que eres una minucia.  Has dado la espalda a tu divinidad, a tu ser divino que habita en tu cuerpo perfecto.

Como resultado tu cuerpo enferma, tu mente se estresa, tu alegría se esfuma y tu grandeza se olvida.

Toma tu posición en esta vida y recuerda quien en realidad eres, con toda tu luz, con toda tu sabiduría, con todo tu poder.

La otra alternativa es seguir como siempre añorando tu luz dentro de una caja totalmente a oscuras o ser una marioneta en un escenario en el que tú no escribirás nunca el guión.

Tú decides…¿qué va a ser?

Diana Llapart

Anuncios
Esta entrada fue publicada en para pensar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s