Habla, no parlotees

rose-234483_640Hoy, un día después de la barbarie de un atentado estoy vacía.

Me encuentro triste, tristísima, infinitamente triste y parece que con cada barbarie que se comete se rompe un pedazo más de mi interior, de ese interior que me dice a gritos “tía, lárgate a otro universo, tú no quieres vivir en este mundo” .  Un lugar donde ya no sé lo que prima si la violencia del terror, el ego de mostrar imágenes cuanto más crueles mejor o compartir lo que dicen cuatro borregos para generar más indignación, más odio, más tristeza.

Vacío completo, un lugar donde no llegan las palabras, ni los sonidos, ni la luz.  Así me siento hoy.

La realidad es que hoy somos 14 personas menos, más de cien heridos y aunque la barbarie saca como una ola irrefrenable lo mejor de la solidaridad humana, no sé si me vale lo suficiente para encender aunque sea un pequeño fósforo, esa luz de esperanza que todos mimamos para que algún día todo esto cambie radicalmente.

No me vale, el no tengo miedo porque lo tengo, no me vale el juntos podremos superar todo esto si no viene con una garantía totalmente blindada de, al menos, poner las cosas complicadísimas a cualquier salvaje que intente atentar contra cualquier tipo de vida.  No me vale las fotos bonitas o muestras de solidaridad si van acompañadas de tonos políticos o segundas o afán de protagonismo de unos pocos.

No, no me vale.  Lo único que ahora puede llenar esos corazones rotos, incluyendo el mío, es amor, entendimiento total, abrazos solidarios e interés sincero.

No me vale el postureo en esta situación, creo que todas las víctimas que sufren alrededor del mundo, incluyendo las 14 (de momento) de ayer y aquellas que se debaten entre la vida y la muerte se merecen mucho más.

Así que si vas a compartir algo, vas a criticar algo, o simplemente vas a parlotear algo que no te lleva a ningún lugar o mucho peor a un lugar de discusión absurda, por favor ahórranoslo.  Ahórranos comentarios estúpidos.  Aprende a hablar, a hablar con sentido.  Ese sentido solidario que sale desde cada alma del ser humano.

Todos ayer nos convertimos en víctimas y nos merecemos más amor, más comprensión y mucho mucho menos ego.

Diana Llapart

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en para pensar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s