Cuando hagas algo, simplemente hazlo

bench-560435_640Ayer, mientras hacía deporte, pasé por un parque.  En una de las zonas de toboganes y columpios un padre se reía con su hija de apenas dos años mientras la hacía bajar por el tobogán, toda una aventura según mostraba su cara.  Cuando tocaba el suelo brincaba y corría de alegría para el mayor gozo de padre.

En otra de las zonas, una madre columpiaba a su hijo de la misma edad pero en lugar de disfrutar con él la experiencia de poder volar sin alas (eso creía yo de niña cada vez que me montaban en un columpio, pidiendo más alto, más alto) empujaba mecánicamente al pequeño mientras se reía con un chat del watsapp.  El niño miraba hacia la otra zona con envidia y si pudiera hablar y expresar lo que sentía, seguro que le hubiera dicho a su madre que el columpio, el parque o la salida no tiene sentido si no va acompañada de la atención e implicación de su madre/padre.

Los hijos quieren momentos de calidad con sus padres, sea en el parque, en disneylandia o en su salón.

La conclusión de esta pequeña visión o momentum no es otra que vivir lo que estás haciendo, sea lo que sea.  Si corres, corre.  Si cocinas, cocina.  Si pasas tiempo con tus hijos, disfruta el tiempo con tus hijos.  Si estás con tu pareja, amigo o conocido, disfruta.  Si miras una puesta de sol, mira.

Deja a un lado la tecnología, la foto, los pensamientos y el futuro.  Tan solo vive el momento.

Así de fácil.

Diana Llapart

Talleres relacionados

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en para pensar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s