Ética o no…

sunflowers-1719119_640Imagina que tienes un negocio de plantas cara al público  y además a domicilio vía internet.  Tú suministras plantas a una plataforma que vende de todo on-line de forma que tu nombre está a salvo, o no, en la sombra.

¿Qué decisión tomas al recibir un pedido on-line: enviar las plantas marchitas o con pobre crecimiento que has relegado en un rincón y es tu forma de darles salida, o las más esplendorosas y vistosas?

En ambos casos tu reputación está en la sombra, nadie sabrá que has sido tú.  ¿Qué decisión tomas?

Puede que la ética -el simple hecho de hacer las cosas bien porque deben hacerse así, porque todos se merecen, al igual que tú, lo mejor de ti mismo- no te haga rico, ni notorio, ni especial.

Lo que la ética te dará siempre es tranquilidad y paz contigo mismo.

Algo muy necesario cuando repases tu día al caer la noche y cerrar los ojos.

Diana Llapart

Talleres relacionados

Anuncios
Publicado en para pensar | Deja un comentario

Ha llegado a su destino

auto-325465_640Subes al coche, introduces tu destino en el gps, sigues indicaciones sin preocuparte demasiado si es el camino corto o largo o cualquier camino, confías plenamente en el gps hasta que esa voz medio metálica te dice “ha llegado a su destino”.

Con todo lo referente a la felicidad se hace lo mismo.  Encuentras frases motivadoras por todos lados, redes, tablones, cuadros… “mi objetivo es ser feliz”, “mi destino es el amor incondicional”, “el fin es estar en equibrio”, “camino hacia mi felicidad”…

Siento decirte que no hay un gps que te conduzca a la felicidad, al equilibrio, al amor incondicional o a donde sea que quieras ir.

No hay ese fin, no es ese el objetivo, ningún camino te lleva al Paraíso o Shambala o Nirvana.  Esto no funciona así, no funciona en tu carrera, no funciona en tu vida ni en tu relación con otros.

Seguro que ahora te he descolocado…(añado una amplia sonrisa traviesa)

El secreto es que nunca llegarás porque ya estás ahí, ya has llegado.

Tu camino, aquel que nadie más que tú elige, donde encontrarás la  felicidad, el equilibrio o el amor incondicional, está en ti.

Tú decides si este camino es negativo, lleno de discusión, oscuro o placentero, comunicativo, fácil e iluminado.

Tú decides lo que te encuentras en él y con quién lo compartes.

Sin embargo si lo que decides es llegar a tu destino y encontrar todo lo que deseas allí, el gps te dirá “dirección no encontrada” porque no está ahí.

Tu vida es el camino y lo que tú decides encontrarte es sólo tu responsabilidad, así que no te molestes en culpar a otros de no encontrar lo que no cosechas, practicas o ejecutas.

Tú decides, dar todo el poder al gps y esperar a que algo suceda o introducir la nueva hoja de ruta de un camino en el que todo sucede.

Diana Llapart

Talleres relacionados

Publicado en para pensar | Deja un comentario